Despedida de María Luisa 24/10/2016

Despedida de María Luisa

(Compartimos con todos vosotros/as la carta de despedida de una familiar de una usuaria del Centro de Día de Casa Bloc)

Gracias por estos años.

Gracias a todos, a los que han estado desde el principio y a los que hemos conocido por cortos periodos de tiempo.

Gracias por el cariño, por el esfuerzo, por la generosidad y por la comprensión hacia una enfermedad a veces poco entendible.

Gracias por soportar momentos de inquietud y de rebeldía que el Sr. Alzheimer manifestaba en mi madre.

A lo largo de estos años de convivencia en el centro todos hemos sufrido en alguna medida episodios desagradables.

Para mí, como hija, fue una vía de escape grande el saber que estaba cuidada y protegida en vuestras instalaciones, saber que en los primeros años ella disfrutaba de estar ahí.

Aún recuerdo el primer día de su estancia en el centro: cuando fui a recogerla para ir a casa, no quería irse (me marché y volví más tarde.)

Me decía “Aquí estoy acompañada, no estoy sola” y me sentía feliz de ver su felicidad, al mismo tiempo que descargaba parte de esa angustia que me atormentaba cuando estaba sola.

Ella en sus primeros tiempos de estancia hablaba, andaba y recuerdo que un día me comentásteis que le habíais comprado una escoba porque quería barrer, porque siempre a lo largo de su vida su actitud ha sido la de ayudar a todo el que estaba a su alrededor.

Cuando el maldito Alzheimer no había entrado en su cerebro, era generosa, complaciente y siempre, siempre había una sonrisa en su cara (qué pena que no se haya conocido tal cual era ella y su personalidad).

Por eso entiendo y valoro vuestro trabajo diario, se requiere para ello mucha fuerza física y, por supuesto, psíquica.

Por el apoyo moral a las familias, por soportar a veces la rebeldía de usuarios y el no entendimiento de las familias, gracias.

Gracias por proteger, cuidar y mimar a mi madre.

Este despedida no pretende ser otra cosa más que un pequeño y sentido homenaje a todas en general y en particular a cada una de las personas que a lo largo de estos 6 años, han cuidado y protegido a mi madre, a la dirección, trabajadora social, enfermera, psicóloga, personal auxiliar, a todos en general y también a los usuarios que hayan podido acompañarla y entenderla (espero no olvidarme de nadie).

Casa Bloc, Centro de Dia – Ajuntament de Barcelona
Gestionado por ABD durante 14 años.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies